Cristina Pedroche con otro buen escote para Zapeando

Cristina Pedroche - Zapeando 01

Si en la entrada del escote de Ana Morgade decíamos que no se prodiga mucho a la hora de lucir canalillo, en lo que se refiere a Cristina Pedroche se podría decir justamente lo contrario. En su caso, rara es la ocasión en la que aparece en televisión sin mostrar, aunque sea ligeramente, su hipnótico canalillo.

El programa del pasado lunes de Zapeando no fue una excepción, aunque la dura competencia de Ana Morgade la eclipsó algo más de lo habitual. Aún así, creemos que su escote merecía tener su propia entrada. Ojalá llegue el día en que se atreva a disputar una guerra del agua con una vestimenta por el estilo.
Seguir leyendo

Cristina Pedroche muy sexy en la guerra del agua de Zapeando

Cristina Pedroche - Guerra del agua 01

Por enésima vez a estas horas, Cristina Pedroche hace acto de presencia en La BiblioTeta. Sus apariciones en Zapeando suelen dar mucho de sí, aunque en esta ocasión no se debe a uno de sus característicos escotes. Hoy toca verla empapada después de haber participado en otra Guerra del Agua.

La primera vez que partició nos dejó unas transparencias muy sexys. En esta ocasión también se deja entrever claramente su sujetador -de hecho ella misma dice que menos mal que lleva, porque sino se le marcaría todo-, pero lo que más llama la atención son sus tonificadas piernas. Sólo se muestran en un par de capturas, pero esos shorts empapados se le subieron más de la cuenta para alegrarnos un poco la vista.
Seguir leyendo

Cristina Pedroche enseñando canalillo de nuevo en Zapeando

Cristina Pedroche - Zapeando 01

Mientras se emite un nuevo programa de Zapeando, aprovecho la ocasión para compartir con todos vosotros uno de los escotes que lució Cristina Pedroche hace unos días. Se me había quedado pendiente, y aunque no fue el mejor de la semana pasada, también merece la pena ser destacado.

Lo cierto es que Cristina Pedroche no tiene ni por asomo unas tetas tan bonitas como aparenta, pero es una maestra a la hora de aprovecharlas y aparentar que son mayores de lo que son. Un buen push up tiene la culpa de que cada tarde nos quedemos hipnotizados con ese canalillo que tan buenos momentos nos ha dado en las sobremesas de la televisión nacional durante los últimos años.
Seguir leyendo