Anna Simon luciendo un hipnótico canalillo para Zapeando

Una semana después de regalarnos unas morbosas transparencias, nuestra querida Anna Simon ha vuelto a darnos motivos para hablar de ella desde Zapeando. Y es que en el programa de ayer jueves, la presentadora catalana lució uno de esos hipnóticos escotes que tanto la caracterizaban en el pasado.

Pocas mujeres son capaces de lucir en televisión canalillos tan hipnóticos como Anna. Por eso, y por todo lo que nos ha dado, sigo teniendo a esta mujer en un pedestal. De pocas mujeres me gusta tanto publicar una entrada como de ella, aunque sería de necios negar que será difícil volver a verla con escotes como los de sus inicios.


Tagged , . Bookmark the permalink.
  • Nimo

    Las tetas más bonitas de la tv en una belleza asi no tiene igual. BOMBONAZO

    • Yako

      Una encuesta para confirmar la mejor delantera de tv, pechófilo.

    • Tralalá

      Lo fueron, hoy en día evidentemente no. Son unos pechos bonitos pero dentro de la normalidad. Antes eran bonitos y además grandes.

  • Pedro

    Anna Simon sigue siendo guapa y sigue estando buenísima, lo que le perjudica a nuestros ojos es su comparación con la Anna de hace unos años. Ese enlace que has puesto de sus inicios es el mejor ejemplo, la diferencia es demasiado obvia…

  • Anónimo

    Una sorpresa y una alegría. Siempre es un placer.

  • Nombre

    Ahora ha vuelto a los escotes, pero se nota que el push-up es más forzado. Cuando usa ese efecto para levantárselas y juntárselas, la zona lateral externa de los pechos se queda como “vacía”, indicando que su tamaño ya no es el que era. Hace unos años, incluso llevando push-up sus pechos llenaban todo su torso, e incluso sobrepasaban sus laterales.

    • Totalmente de acuerdo con tu explicación.

  • Simón

    Sus canalillos siguen siendo hipnóticos, el problema está en todo lo demás, porque canalillo puede tener casi cualquier chica con la ropa adecuada.

    Jodida manía por adelgazar. Si antes estuviera gordita lo podría haber entendido, era una elección entre tener un “tipazo” y tener un buen par de tetas, pero es que no es el caso, veo las fotos del enlace que has puesto de sus inicios (y la primera entrega de ese mismo hilo) y tenía las dos cosas, tipazo y tetazas.

    Lo de adelgazar fue una elección absurda. Antes era top, uno de los mayores pibonazos del país, ahora es una chica atractiva como hay miles.

  • indio

    pues a mi me sigue poniendo tantisimo como siempre…bufff

  • Tu madre

    Qué te pasa con Anna Simon estás obsesionado

  • Anónimo

    Es cierto que ha perdido potencia y que esos kilillos que se ha querido quitar se le notan y se echan de menos, pero sigue estando tremenda y está igual de guapa. Compararla con la Simon de hace 7 años (¡7 años ya, increible!) es muy injusto.

    • Otra movida

      No es nada injusto. Seguiría estando igual de buena que antes si no le hubiera dado por adelgazar. Es culpa de ella, no de su edad.

      • Anónimo

        Apunto de cumplir 35 años, compararla con su yo de los 28 añitos a mi me parece injusto. Porque sigue estando tremenda (es mi famosa española favorita, me pasa como a pechofilo) pero en aquel entonces estaba en su mejor momento. Y las carnes se caen, y las arrugas aparecen. Es lo normal.

        • BarMa

          Eso es una chorrada. Antes de adelgazar tenía 34 y estaba igual de tremenda que cuando tenía 28. El problema fue su cambio de peso, no su edad.

        • Simón

          Tiene 35 años, no 50. Hoy en día, cualquier mujer que se cuide debería estar igual a los 35 que a los 28, tienes cientos de ejemplos solo centrándonos en celebridades (y si lo ampliamos a anónimas seguro que conoces a mujeres de 35 que siguen estando igual de buenas que cuando tenían 28).

          Está claro que en este caso concreto el problema estuvo en su bajada de peso, porque la diferencia la vimos entonces. Su físico ha tenido más cambios entre los 34 y los 35 que entre los 28 y los 34 por culpa de esa época en la que le dio por adelgazar.

  • VBicMadrid

    El canalillo más desaprovechado que conozco, el que no admite comparación posible entre sus compañeras. Con mayor o menor pecho.
    Viva lo natural. Viva Ana Simón!